Fue proyectado por el arquitecto Javier Sanz en 1946, autor también de otros significativos edificios en la ciudad como el hotel Oliden o el teatro Emperador en colaboración con otro insigne leonés D. Gonzalo de Cardenas.
El edificio es un clásico exponente de arquitectura situacionista del Ensanche de León. Esta situado entre dos calles del Ensanche (Avda. Ramón y Cajal, 25 y C/ La Torre), formando esquina, lo cual condiciona fuertemente su diseño. Dada la forma de esquina del teatro, el autor resolvió su acceso mediante un acceso principal por la propia esquina. La sala de cine tenía una capacidad para 1.250 espectadores (800 de ellos en el patio de butacas y 450, en el anfiteatro). El edificio tiene una superficie de 2.300 metros cuadrados, repartidos en: sótano (450 metros), baja (730), anfiteatro (580) y oficinas y otros (540).; con un anfiteatro al que se accedía por una escalera a la imperial, ubicada en el vértice en el que se produce el acceso. La cubierta se resolvió con cerchas metálicas. Tiene incoado expediente de Bien de Interés Cultural del 24 de Noviembre de 1986. Tenía una cúpula con unos maravillosos frescos y unas vidrieras en el Hall.
El Trianón, que costó la «friolera» de 800.000 pesetas de los años cuarenta, fue concebido desde un principio como teatro y sala de cine hasta su cierre en 1986, cuando se transformó en discoteca, sin embargo un tiempo después, y dado el auge de los espacios de Ocio infantil bajo techo, el Trianón se convirtió en el Indiana Bill de León. Actualmente se encuentra cerrado y sin futuro a la vista.