El Teatro Gayarre de Pamplona fue construido en 1932 aunque su historia se remanta a 1841 fecha en la que abre sus puertas el Teatro Principal, sala que vino a sustituir al viejo Patio y Casa de Comedias, situado en la calle del mismo nombre desde 1608.

El Teatro Principal se llamó así hasta 1903 y Teatro Gayarre a partir de entonces en memoria del tenor roncalés muerto en 1890. Desde el momento en el que el derribo de las murallas de la ciudad dio paso al ensanche de Pamplona, la vida del coliseo peligró hasta que se procedió a su demolición en 1931. El Teatro Gayarre volvió a abrir sus puertas el 3 de mayo de 1932.

Las últimas reformas fueron en el año 2000 y 2005. El patio y la sala se reformaron procediéndose al cambio de todas las butacas, cortinajes, y pintura. Asimismo, se llevaron a cabo, entre otras cosas, reformas en la zona de escenario, motorizando las varas y haciendo desaparecer una serie de elementos ya obsoletos y recuperando la cuarta planta para el anfiteatro.

El interior del edificio consta de cuatro plantas. En la primera se encuentra el hall de entrada a la sala y la sala propiamente dicha, con un patio de butacas de 458 plazas de aforo. En esta misma planta se encuentra, además del escenario (y foso para orquestas), la zona de camerinos, dividida también en tres alturas.

La segunda planta del edificio, con una capacidad de 78 localidades, acoge las plateas centrales de la sala. La tercera planta, el palco, consta de 174 localidades. El teatro aún tiene una cuarta planta, el anfiteatro, recuperada y abierta de nuevo al público tras las obras acometidas en 2005.