HISTORIA

El Salón Madrid fue construido en 1907 bajo el diseño del arquitecto Luis López López. El edificio original, con entrada por la calle de los Madrazo, fue construido como salón-teatro y a los dos años se transformó en sala de proyecciones cinematográficas y espectáculos de variedades.
En 1916 pasó a llamarse Teatro de los Polichinelas.
En 1918, Francisco Reynals lo convirtió en el Frontón Salón Madrid para señoritas raquetistas.
En 1920, el arquitecto Luis Ferrero Tomás, proyectó una nueva reforma para cine-teatro y frontón en la parte superior, local que recibió el nombre de Teatro Rey Alfonso, con la entrada principal por la calle Cedaceros, manteniendo la entrada por la calle de los Madrazo para dar acceso al escenario y a los camerinos de los artistas.
En 1924 se convirtió en cine y un año más tarde se dedicó al cuplé “no apto para todos los públicos” al que acudían solo hombres.
En 1927 el mismo Ferrero transformó el frontón de los dos pisos altos en salones para una empresa privada, mientras en el piso inferior el teatrito continuó representando piezas de cabaret: le llamaron primero Picadilly Club y luego Lido.
Durante la República, en el año 1932, se convirtió en el Cine Panorama y sobrevivió como cine de barrio.
En el año 1965 lo reforma el arquitecto Manuel Ródenas y lo convierte en el Teatro Arniches.
Se anunció un primer cierre en 1976 pero la protección del Patrimonio Artístico evitó su derribo y se convirtió en el Cine Cedaceros, que exhibía películas “S”.
En 1982 el edificio sufrió la sexta reforma, la última de momento, y pasó a ser el Cine Bogart, que proyectaba películas en versión original, pasando de sala “porno” a sala “de culto”.
 


Planta Principal

DESCRIPCIÓN ARQUITECTÓNICA

Su diseño está caracterizado por el uso y mezcla de elementos arquitectónicos tradicionales (estilo regionalista).
El interior debía ser espléndido: butacas tapizadas de cuero color oro viejo, catorce palcos y adornos de hierro repujado. El techo era un artesonado de madera policromada, los zócalos del patio de butacas estaban cubiertos de azulejos de Talavera y la doble escalera era de mármol.


Calle Cedaceros. Estado actual

ACTUALIDAD

Desde el año 2001 el edificio permanece cerrado.
En el verano del 2006 fue “ocupado” durante una semana por más de cien integrantes de un movimiento social como protesta por la especulación inmobiliaria.


Calle de los Madrazo. Estado actual

FUENTES

Arquitectura de Madrid. COAM 2003.
Revista de la Unión de Actores
El País, 7 dic. 1989
http://artedemadrid.wordpress.com