Con más de 150 años de historia, el Teatro Romea es uno de los referentes culturales más importantes de la ciudad de Murcia. Ubicado en pleno casco histórico, el edificio se construyó, en la segunda mitad del siglo XIX con el afán de incorporarse a la renovación escénica, que ya se estaba produciendo en las principales ciudades españolas, y con el objetivo de albergar las representaciones teatrales que contaban con una larga tradición en la capital de la Región.

El teatro, desde su creación, ha pasado por diversas rehabilitaciones motivadas por los incendios sufridos en el siglo XIX. Entre las restauraciones más recientes destaca la de 1985, en la que el Teatro Romea fue pionero en iniciar una serie de reformas que, posteriormente, se realizaron en la mayoría de los teatros nacionales.

Desde entonces, ha mantenido una programación estable y ha sido uno de los centros más importantes de la actividad cultural en Murcia. Tras un cierre temporal, el escenario vuelve a recuperar su puesto en la vida de la sociedad murciana, con unas excelentes condiciones técnicas y de confortabilidad que permitirán disfrutar al máximo de todas las posibilidades que ofrece este histórico escenario.