Uno de los edificios emblemáticos de la Gran Vía de Madrid volverá a ser un espacio cultural tras doce años cerrado. El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la licencia de rehabilitación solicitada por la Fundación Montemadrid, heredera de Caja Madrid, que adquirió el inmueble en 2008. “El edificio cuenta con una protección integral y la reforma respetará sus elementos originales”, explica el Área de Desarrollo Urbano del Consistorio. Una vez que puedan comenzar las obras, el plazo estimado para la realización es de 24 meses.

 

Para leer más pincha aquí.