Barcelona. (Agencias).- El histórico cine Comèdia, ubicado en el centro deBarcelona entre Passeig de Gràcia y Gran Vía de las Cortes Catalanas, abre una nueva etapa y se reinventa desde dentro, para convertirse en un contenedor cultural más versátil, que pueda ofrecer espectáculos de diferentes disciplinas y tamaños y también acoger eventos de todo tipo. Se rehabilitará el edificio para dignificarlo y convertirlo en un espacio polivalente de cine, teatro, música y restauración, con unas obras que se iniciarán a principios de 2016, coincidiendo con su 75º aniversario como espacio cultural.

El nuevo proyecto del Comedia, impulsado y financiado al 100% por la productora Abordar y Paradigma Artes Invest, quiere pasar de cinco a tres salas y poder así acoger grandes producciones teatrales, musicales, espectáculos de pequeño formato, cine de actualidad y eventos de gran y pequeño formato. Las actuales cinco salas se reconvertirán en tres espacios de 100, 240 y 800 localidades, manteniendo los dos menores como salas de cine y garantizando la continuidad de la actual programación para todos los públicos, pero añadiendo sesiones especiales. La sala grande albergará una caja escénica que le permitirá alternar proyecciones cinematográficas con espectáculos de teatro catalanes, estatales e internacionales, incluyendo grandes musicales. 

El edificio se abrirá al paseo de Gràcia, gracias a que se nivelarán los pisos con las ventanas actualmente tapiadas. También se rehabilitarán los elementos arquitectónicos de la fachada principal del edificio y se restaurarán los diferentes elementos que contiene, entre los que destacan las máscaras de piedra de Talia y Melpòmene, musas del teatro griego, que adornan la fachada.

A pesar de que las obras durarán un año, prevén que reprenda la actividad de algunos espacios a partir de otoño de 2016, ha explicado el arquitecto Oriol Serra este miércoles en rueda de prensa. Tendrá un programa estable y que acogerá espectáculos internacionales. Antes que acabe 2016 abrirán los cines, en los que se han previsto ciclos temáticos especiales, sesiones matinales y golfas, y espectáculos infantiles.

‘El último mohicano’ cultural del Passeig 
El proyecto se llevará a cabo gracias a capital privado y costará tres millones de euros en total -dos para rehabilitar el inmueble y uno para equiparlo-, detrás de los cuales hay inversores barceloneses, han detallado. El cierre de los Comèdia hubiera significado la pérdida del último gran espacio cultural del Passeig de Gràcia, una arteria hoy centrada en el comercio de lujo y el turismo de alto poder adquisitivo.

El presidente de Abordar, Ramón Colom, ha explicado que la familia Padró, los actuales gerentes de los cines que entraron en el espacio como trabajadores de la construcción, han rechazado ofertas y presiones de tiendas de lujo «que les habrían reportado mejoras económicas» porque «se mantuvieron sensibles a su alma de empresarios del cine».

Una solución al cierre 
El director gerente de los Cines Comèdia, Josep Maria Padró, ha admitido que «el local se veía abocado al cierre»: «Por ingresos, tendríamos que haber cerrado hace dos años, pero gracias a este hilo que nos han tendido tenemos una solución». El director artístico del proyecto será Joan Lluís Goas, que ha avanzado que el espacio «echará humo», y acogerá toda la programación que pueda, ya que se trata de un proyecto de riesgo para el que buscan modelos de supervivencia que pasan por ser polivalentes.

Además de mejorar su relación con el exterior, también «ampliará el hall de la entrada, dignificará los espacios y trabajará para mejorar el confort y la visibilidad de todas las localidades», ha relatado Serra, responsable del Àrea Arquitectura de la Oficina d’Urbanisme Arquitectura (OUA).

El edificio reposa sobre el Palau Marcet, construido en 1890 con elementos clásicos y neoplaterescos, y fue residencia privada del burgués Frederic Marcet en el Eixample hasta la Guerra Civil, cuando fue bombardeado. En 1939 el espacio fue remodelado y transformado en teatro -siendo en 1941 el estreno de la primera obra teatral-, un uso que se mantuvo hasta que en el 1960 se convirtió en los actuales Cinemes Comèdia.