AMIGOS DE LOS TEATROS HISTÓRICOS DE ESPAÑA
Menu

Juan Manuel Cifuentes: En teatro tienes que transmitir la emoción con todo el cuerpo

  • 10 Jun
El día 4 de julio de 2008 a las 11 de la noche se estrenó la obra de teatro “El Juglar del Cid”, con Juanma Cifuentes e Israel Ruiz contándonos su versión de la vida del Cid según texto de Pedro Manuel Víllora. La noche fué especial: el claustro mudéjar de Chinchilla de Montearagón, un viento que refrescaba el cargado ambiente veraniego y sobre el escenario dos hombres que nos asombraron, desplegaron su magia y nos atraparon en la escena. Lo consiguieron, vaya si lo consiguieron. Al día siguiente tuvimos la enorme fortuna de conocerles un poco más, pero ya tranquilamente, sin la descarga de adrenalina que supone para un actor el estreno de una obra, hablando de tú a tú, y nos contaron cosas que pensaban, que sentían, que esperaban de su profesión. Juan Manuel Sánchez Cifuentes nació en Albacete, el 18 de Enero de 1968.
  • Es licenciado por la Real Escuela Superior de Teatro de Madrid (R.E.S.A.D), Doctorado por el Piccolo de Milán en Commedia dell´Arte y Licenciado por la Real Escuela Superior de Canto de Madrid.
  • En el año 2004 es premiado, en el Festival Internacional del Teatro Avante, como mejor actor por el monólogo "Defensa de Sancho Panza" de Fernando Fernán Gómez.
  • En los años 2004 y 2005 permaneció en EEUU trabajando tanto en teatro como en televisión, en calidad de actor y director:
  • Teatro: "La Cena de los Idiotas", Teatro de Venevisión de Miami.
  • Televisión: Univisión, "La Corte Gigante", Protagonista. Tele Mundo, "Protagonistas de la Fama VIP", Profesor de Comedia.
  • Como Director: "Entiendemetúamí", Teatro de Venevisión. "Las Heridas del Viento",  Hispanic Theater de Miami y Teatro del Retablo de New York. "Bodas de Sangre",  Hispanic Theater de Miami.
  • En su vida profesional ha trabajado con directores de la talla de Ronconi, Barba, Marsillac, Forqué, Fava, De Facio, Kauffman, Bosso, Brook, Malla, etc... Siendo sus últimos montajes: "Defensa de Sancho Panza" como Sancho Panza, SMEDIA PROD. "Sádicamente Sade" - Fabrice - Ricardo Pereira; "La Tentación vive arriba" - Bobadilla - Verónica Forqué.
  • Por su faceta de actor-cantante, ha podido participar en varios musicales, los últimos: "La Jaula de las Locas" en el rol de Albin, Teatro Apolo de Madrid. "Estamos en el Aire" en el rol de director, T. Alcázar de Madrid y "El hombre de la Mancha", en el rol de Sancho, Teatro Lope de Vega de Madrid.
  • En televisión ha participado en series como: “A Tortas con la Vida" (Antena 3), "Aquí no hay quien viva" (Antena3), "Cuentame" (TVE), "Aladina" (TVE) y "El Súper" (Tele5).
  • Actualmente es "Juanjo" uno de los protagonistas de la serie "El Sindrome de Ulises" de Antena3.
¿Crees que un actor tiene más opciones si es complaciente y condescendiente?

Yo creo que debemos reivindicar, volver a nuestra esencia. El actor debe ser transgresor antes que cualquier otra cosa y lo que estamos viviendo ahora (compañías subvencionadas en las que lo que priva es ser afín al poder para conseguir trabajo) a mí me parece que estamos perdiendo nuestra esencia que es jugar a criticar, a exponer, a representarnos, a representar a nuestra sociedad: lo que hemos hecho toda la vida. Creo que el oficio de actor de teatro se está perdiendo por eso, porque hacemos espectáculos que están dentro de un concepto burgués que no aporta nada. Pienso que es por lo que la gente se está yendo del teatro.

¿Hay funcionarios de la escena?

Sin duda, sin duda alguna. Pero también porque la estructura es así, se ha establecido un sistema, imagino que con buen propósito, pero se ha viciado. Se creó una red de teatros que consolidase el trabajo de todas las compañías, pero para acceder a esa red tienes que encontrar una subvención y tienes que hacer un espectáculo que, en cierto modo, elija una serie de políticos o funcionarios que les guste lo que tu estás haciendo. Condicionan que el arte se someta a la política, estamos ante uno de los panoramas más frágiles, a nivel teatral, de la historia de España; o sea se hacía mejor teatro en la época franquista que ahora, es flipante, se decían más cosas soterradamente en época franquista que lo que se puede estar diciendo ahora. Por supuesto que pagas una factura muy alta, yo no piso Castilla-La Mancha,

Con esos planteamientos ¿se puede vivir de la escena?

Mi compañero y yo llevamos 5 años “de viaje”, quería que estuviésemos en Albacete, me apetecía estar aquí, pero gracias a Dios yo no vivo de ella, porque si tuviese que hacerlo me moría de asco, tengo mi trabajo, tengo mi serie de televisión, (es lo que me facilita poder hacer estas locuras). Si yo tuviese que vivir de esto posiblemente caería en ese aburguesamiento, en ese “no te metas por ahí, que no vas a recibir ayudas”. Me parece un  juego peligroso; sin duda alguna, perdemos los actores y también la sociedad, porque si no nos reflejamos, si nos sentamos en un patio de butacas y nadie nos dice “¡nenes vamos a ponernos las pilas, que esto no, …!” qué conciencia social vamos a crear. Es imposible.

¿Existe la crisis, la supuesta crisis, del teatro español?

Ahora mismo es evidente que la hay. Todo el mundo dice que no hay crisis porque este año ha habido una renovación muy grande; lo único que está funcionando en España son los grandes musicales (o sea, el teatro burgués por excelencia). Y que conste que no estoy en contra, he hecho y seguiré haciendo musicales, forman parte de mi historia y mi bagaje. Pero en las carteleras de Madrid lo que triunfa son los musicales más clásicos, tienes que programar algo de Weber, cosas que no agredan a nadie, espectáculos como “La Bella y la Bestia”, “El hombre de la Mancha”… Se ha perdido ese carácter, un tanto crítico y revolucionario, de poner en duda las cosas y el teatro es eso, el teatro nació para que la gente que se sienta en el patio de butacas se vea reflejada; así es como una sociedad llega a madurar, cuando se contempla, reflexiona y cambia. Es complicado, casi todo el arte está sometido a subvenciones y ayudas, a que los políticos de turno quieran. Y dices “es que estamos perdiendo, se nos está yendo la imaginación”. La reacción de ayer… cuando el patio de butacas se pone en pié, es porque lo del escenario le ha tocado de alguna manera. El principio del teatro es la catarsis, sin catarsis no hay teatro. Estoy hasta las narices de ir al teatro a no sentir nada.

¿Tu estás de acuerdo con los principios del teatro clásico de Grecia, que es el origen?

Sin duda alguna, el teatro tiene un poder sanador, es como una especie de terapia alternativa y si perdemos eso perdemos el mayor poder del teatro. Una función es irrepetible, es única y esa vivencia de dos horas es única, unas energías que, si se controlasen, serían capaces de mover una central nuclear. Así nació el teatro, los romanos, los griegos vivían en un éxtasis absoluto la fiesta del teatro. Hemos llegado a un punto en que se estrena cualquier cosa, da lo mismo el mensaje; solamente importa que estés dentro del orden establecido, de que sea lo políticamente correcto. Estamos perdiendo la esencia

¿Un buen actor de teatro es un buen actor de cine y un buen actor de cine es un buen actor de teatro?

La base es la misma, ponerte en la piel de un personaje, pero el código es distinto. La energía que tienes que poner en una obra teatral es la tuya. En el cine depende de más gente: una película puede ser, o no, maravillosa si el montador es un genio. Hay extraordinarios actores de cine que no se suben a un escenario ni locos, hay que saber impostar la voz, hay que trabajar con un planteamiento distinto. Sin embargo para un actor de teatro hacer cine es como hacer teatro pero cambiando la intensidad de la energía. En teatro se utiliza siempre el plano general, en cine planos cortos y medios. En teatro tienes que transmitir la emoción con todo el cuerpo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba