AMITE y la Fundación Universitaria San Pablo CEU recordaron la figura del actor.
abc.es

El Aula Magna de la Universidad CEU San Pablo acogió el homenaje que la Asociación Nacional de Amigos del Teatro (Amite) y la Fundación Universitaria San Pablo CEU han rendido a la memoria del actorTony Leblanc. Coincidiendo con el primer aniversario de su fallecimiento, la universidad madrileña ha estrenado el reportaje-documental «El legado de Tony Leblanc». Al acto asistieron su viuda, Isabel Páez; hijos y familiares del fallecido actor; así como compañeros de profesión como Tony Isbert, Pedro Osinaga, Juan Mariné o Manuel Galiana.

«Una Universidad distingue al sobresaliente, premia el esfuerzo, la dedicación y la tenacidad. Todos esos valores los encarnaba Tony Leblanc». Con estas palabras, el Director General de la Fundación Universitaria San Pablo, Raúl Mayoral, sintetizó el reconocimiento y la gratitud de la Universidad, como «foco de difusión de cultura», hacia el actor madrileño.

El protagonista de películas como «Los tramposos», «El tigre de Chamberí» o «Los tres de la Cruz Roja», estaba hecho de «una pasta especial», como su hijo Julio se encargó de recordar en una canción que dedicó a su padre hace cinco años y que ayer volvió a interpretar: «Estás hecho de una pasta que, a cierta temperatura, se convierte en una especie de arte que todo lo cura», entonó Julio en la primera estrofa.

Un reconocimiento social y cultural que tuvo «su broche de oro» con la proyección del reportaje documental «El legado de Tony Leblanc», una cinta en la que, entre otras aportaciones, destaca la participación del veterano director de fotografía, Juan Mariné –que confiesa en su entrevista no haberse reído nunca tanto con nadie como con Tony Leblanc– y del actor y director Santiago Segura. Éste no regatea elogios hacia Leblanc, al que habría de envidiar el mismísimo Cary Grant: «Ya quisiera él ser como Tony», afirmó rotundo.