La intérprete, referencia del teatro español durante décadas, ha muerto en Madrid a los 85 años
EFE, 27/2/2013

La actriz María Asquerino ha fallecido la noche del pasado martes en Madrid a los 85 años de edad, víctima de una enfermedad pulmonar, según ha informado la asociación Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión (AISGE). Aún no se conocen los detalles de su despedida, ya que la intérprete no tenía familia.

María Urdiaín Muro, conocida artísticamente como María Asquerino(Madrid, 1927), fue una de las actrices más sobresalientes del teatro y cine español de la posguerra. Murió cuando era trasladada por los servicios de emergencias a la Fundación Jiménez Díaz de la capital.

La actriz se había retirado a finales de 2008 tras representar «Tío Vania» en el Teatro María Guerrero y pasó los últimos años de su vida «leyendo la prensa y saliendo con amigos». «Desde niña siempre fui muy callejera», relató la intérprete en su última entrevista, concedida a la revista «AISGE ACTÚA» a mediados de 2009.

Entre otros papeles, además de su trayectoria teatral, Asquerino será recordada por el personaje de Pili en el filme «Surcos» (1951) y por su carácter de mujer «fatal, decidida e independiente», que ella atribuía a provenir de una familia de actores y militares. Asquerino no tenía descendencia y pasó sus últimos cuatro meses en un centro residencial para mayores en El Plantío, a las afueras de Madrid.

Asquerino, hija de los también actores Mariano Asquerino y Eloísa Muro, debutó cuando era una niña en el Teatro de la Comedia y ya en 1941 en la gran pantalla con la película «Porque te vi llorar», de Juan de Orduña.

Trabajó con Luis Buñuel en «Ese oscuro objeto del deseo» (1977) y la dirigió Fernando Fernán Gómez en algunas destacadas producciones españolas como «Mambrú se fue a la guerra» (1986), «El mar y el tiempo» (1989) y «Fuera de juego» (1991).

Después, participó en «Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto», de Agustín Díaz Yanes (1995), «La comunidad», de Álex de la Iglesia (2000) y «Tiovivo c. 1950», de José Luis Garci (2004). El último filme en el que participó fue «Pagafantas», el debut cinematográfico de Borja Cobeaga.

En 1989 fue galardonada con un Premio Goya en la categoría de Mejor Interpretación Femenina de Reparto por el largometraje «El mar y el tiempo». Asimismo, recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 199 y fue reconocida por el Círculo de Escritores Cinematográficos en 1970 por las películas «La tonta del bote» y «Goya, historia de una soledad».