La actriz y empresaria cree haber cumplido el sueño de su padre
RTVE.es, 27/6/2013

La actriz y empresaria Emma Ozores cerrará el madrileño teatro Arlequín el próximo domingo, 30 de junio, una decisión en la que han influido motivos económicos pero sobre todo por la complejidad de compaginar ambas facetas.

«Entre los negocios y ser actriz elijo mi trabajo de actriz», dicho Ozores, quien ha dirigido durante tres años la sala madrileña, en la que estrenó dos obras de su padre, Antonio Ozores, con lo que cree haber cumplido un sueño del fallecido actor.

Ozores, tomando prestadas palabras del empresario teatral Enrique Salaberría, quien en un determinado momento de su vida dijo que fue actor «y me di cuenta de que las dos cosas no podían ser a la vez, y decidí ser empresario», ha optado por la actuación.

«Mis amigos llevaban mucho tiempo diciéndome que dejara la dirección del teatro», hasta que -recuerda- llegó un momento en el que como actriz se encontraba «con cuatro textos sin poder leerlos. El teatro tiene mucho trabajo».

La crisis que atraviesa el sector también ha sido un factor a tener en cuenta, sobre todo con la subida del IVA cultural hasta el 21 %, que les ha afectado, «sobre todo» los dos últimos meses, hasta que ha llegado un momento que no le compensaba mantener el teatro abierto.

Sin embargo, se alegra de su experiencia al frente del Arlequín. Han sido «tres años maravillosos», destaca Emma Ozores, por lo que no llega a cerrar totalmente la puerta a embarcarse en una aventura similar: «no sé si más adelante lo volveré a hacer».

De momento, lo que está seguro es que el próximo domingo el Arlequín dejará caer el telón y su futuro quedará en suspenso. El teatro está en alquiler y ya hay gente interesada en él, asegura Ozores, quien intentará apoyar «en todo lo posible» al posible nuevo inquilino.

La última representación en el Arlequín pillará a la actriz en Barcelona, donde tiene función en el teatro Apolo.

Ozores ha destacado su vínculo sentimental con el Arlequín, ya que cuando pasaba caminando por su puerta tenía el deseo de que las obras de su padre pudieran volver a verse allí, donde Antonio Ozores (1928-2010) había estrenado con éxito.

«Creo que he cumplido el deseo de mi padre. He estrenado dos obras suyas en este teatro», ha recordado la actriz, quien asegura que espera seguir haciéndolo pero en otros teatros.