informador.com.mx, 13/9/2013

El Teatro Degollado, ubicado en el Centro Histórico de Guadalajara, cumplió hoy 147 años de su inauguración, y a la fecha sigue siendo uno de los edificios culturales más emblemáticos de Jalisco.

Para la celebración este recinto cultural ofrecerá hoy recorridos gratuitos de las 12:00 a las 14:00 horas, con una iluminación especial tanto en la fachada como en el escenario y un concierto de la Orquesta Filarmónica de Jalisco al lado de la pianista Daniela Liebman y el tenor David Gaschen.

También luego de este concierto se partirá un pastel para celebrar el cumpleaños del recinto cultural más importante del estado.

La historia del edificio comenzó con el proyecto del arquitecto tapatío, Jacobo Gálvez, y fue en el año de 1856 cuando se colocó la primera piedra, 10 años después se inauguró oficialmente como Teatro Degollado.

Fue el 13 de septiembre de 1866, cuando se presentó la ópera Lucía de Lammermoor de Gaetano Donizetti, donde participó la soprano y actriz Ángela Peralta, que en ese tiempo era una artista muy afamada en México y el extranjero.

La construcción del teatro se realizó en la Guerra de Reforma y la Intervención Francesa, una muy compleja etapa histórica entre el inicio de los trabajos y el desarrollo de la construcción.

Su presencia destaca entre los teatros del siglo XIX, a nivel nacional e internacional ya que actualmente el Teatro Degollado, es uno de los teatros más antiguos del país que siguen activos, y es uno de los mejor conservados en América Latina.

Por otra parte, el Teatro Degollado cumple una función museística al albergar algunas obras de arte muy relevantes en materia pictórica y escultórica.

Como el mural de bóveda inspirado en el «Canto Cuarto de La Divina Comedia», de Dante Alighieri, realizado por Jacobo Gálvez, Gerardo Suárez y Carlos Villaseñor, el cual cuenta con una serie de personajes de la historia greco-latina, que destacan virtudes cívicas y morales como la ciencia, las artes y el conocimiento.

Además, desde el año 2004 es la casa de la Diosa Romana de la Fortuna, la cual se encontraba en la vía pública con bastante deterioro, y desde su restauración en 2007 se exhibe en el vestíbulo del lugar.

Otro elemento artístico resguardado en el inmueble es el Águila Colosal situada a la altura de la bóveda desde 1880, trabajo según distintas versiones del artesano Rosalío Dávalos.

A pesar de que el significado auténtico nos remonta a la abolición de la esclavitud en Guadalajara, sobre ella versa una leyenda que dice que si el águila suelta la cadena que pende de su pico el teatro se derrumbará.

En materia artística, el Teatro Degollado conserva también un gobelino de 1880 que presenta «El Festival Ateniense», de la autoría del escenógrafo italiano, Carlos Fontana. Finalmente se encuentra la pintura «El tiempo y las horas» del artista del siglo XIX Felipe Castro.

Uno de los elementos más conocidos del teatro es el pórtico de estilo neoclásico, realizado por Ignacio Díaz Morales, y la obra escultórica en el frontis llamada «Apolo y las nueve musas», una representación en mármol autoría de Benito Castañeda.

Sobre las presentaciones artísticas el Teatro Degollado tiene una historia interminable, han pasado las principales compañías de ópera, teatro y danza de todo el mundo.

También se vivió el debut de Plácido Domingo, se han presentado Juan Diego Flores, Ramón Vargas, Fernando de la Mora; el espectáculo de la Guelaguetza de Oaxaca; fue la casa del Ballet Folklórico de la Universidad de Guadalajara, y ha sido sede de encuentros nacionales e internacionales.