La Tribuna de Albacete, 12/7/2013

Sorprendido, extrañado e indignado. Así se mostró ayer el concejal socialista Ramón Sotos a las puertas del viejo edificio del Banco de España, hasta donde se trasladó para denunciar la «desidia» y la «falta de interés» de la alcaldesa Carmen Bayod con el Museo Nacional del Circo, cuyas obras no han empezado por carecer de licencia municipal.

A las puertas del antiguo Banco de España, Sotos dijo no entender por qué la Gerencia de Urbanismo tiene la tramitación de la licencia paralizada, a pesar de que el Ministerio de Cultura ya tiene consignada una partida presupuestaria de 3,1 millones de euros para las obras de rehabilitación.

Según el edil socialista, la tramitación para conceder la licencia de obras debe estar precedida por el cambio de usos del edificio, es decir, por una modificación puntual del PGOU que, aunque es cierto que lleva su tiempo, «no tarda dos años en gestionarse».