La Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos de España (AMIThE), especialmente vinculada por su trabajo de recuperación al Teatro Circo de Albacete, considera idóneo el acuerdo entre el Ayuntamiento de la ciudad, propietario de este coliseo singular en Europa, y la Diputación de esa provincia, que preside el consorcio Cultural Albacete, para situar al frente del mismo, y por tanto al timón del Teatro Circo, al gestor cultural Ricardo Beléndez.

AMIThE, que no obstante sigue defendiendo la gestión a través de una fundación de este teatro de 1887, considera que la extraordinaria gestión desarrollada por Ricardo Beléndez en su etapa anterior como director del Teatro Circo de Albacete, hacen de él un gestor idóneo para afrontar una etapa que presentará hitos como el 130 aniversario del Teatro Circo, la celebración de la XX edición de los premios nacionales de teatro Pepe Isbert que concede esta asociación, así como la consolidación del Festival Internacional de Circo de Albacete, y una etapa que deberá cuidar la calidad de la programación de este teatro singular de España por sus características de único teatro circo del siglo XIX operativo en nuestro país, y uno de los seis escasos en pie en el mundo.

AMIThE también quiere valorar positivamente que esta decisión de situar a Belendez al frente del Teatro Circo de Albacete,  demuestra que la unión y el consenso de los partidos políticos por el bien común, como es la cultura de Albacete, es posible por encima del habitual interés partidista.

Ricardo Beléndez recibió de AMIThE su máxima distinción asociativa en 2011, tras finalizar su etapa anterior al frente del Cultural Albacete. El presidente de AMIThE, el albacetense Javier López-Galiacho, motivó esta concesión “como expresión de agradecimiento de la asociación por su colaboración estrella para el éxito de la celebración de las galas de los premios Isbert y Arcos, albergar el legado de la familia Isbert, por su trabajo para que Albacete tenga no solo un festival de circo de la categoría que ya acredita sino por ese sueño que es abrir el futuro Museo nacional de las artes circenses, sin olvidar que reconocemos su figura también por la cuidada programación que ha traído al Teatro Circo, con el cénit que supuso acoger a la máxima figura mundial de la ópera Juan Diego Flórez, haciendo de este teatro a lo largo de su gestión un orgullo para la ciudad que luchó denodadamente para no perderlo”.

En el momento que se incorpore a su puesto de nuevo director del Teatro Circo, AMIThE trabajará ya con Beléndez la próxima gala asociativa en la que se entregará el XIX premio nacional de teatro Pepe Isbert y una edición más del premio Gregorio Arcos a la recuperación del patrimonio teatral. En la agenda de colaboración también estará la recuperación de los conciertos feriales con la Banda Municipal, la propuesta de generar una red europea de teatros circos, o los actos del 130 aniversario del coliseo de Albacete a celebrar el 8 de septiembre de 2017.