El Corral de Comedias de Alcalá de Henares recibirá el X Premio Nacional Gregorio Arcos
AMITE, 18/6/2013

La Asociación de Amigos de los Teatros de España (AMITE), constituida para la protección, difusión, y promoción de los teatros históricos de nuestro país, hace públicos hoy en Albacete sus premios nacionales.

AMPARO BARÓ, XVII PREMIO NACIONAL DE TEATRO PEPE ISBERT

Amparo Baró San Martín (Barcelona, 21 de septiembre de 1937) es una actriz española que ha desarrollado su carrera profesional en el teatro, el cine y la televisión.

De padre aragonés y madre valenciana, Amparo Baró nació en Barcelona, en 1937. Completados los estudios de bachillerato, comienza la carrera de Filosofía y Letras, la cual abandona tras ver actuar a la actriz Asunción Sancho en Seis personajes en busca de autor, queda embrujada por el hechizo del teatro.

Impulsivamente, irrumpe en el universo escénico, ingresando en compañías de teatro aficionado, animada por amigos. Debuta ante el público en la obra El burlador de Sevilla y convidado de piedra. No pasa mucho tiempo antes de que surja una oportunidad de acceder a un papel de importancia. La primera actriz, Amparo Soler Leal, sufre un ataque de apendicitis y Baró la sustituyó. Se trataba de la obra Harvey de Mary Chase, ganadora del Premio Pulitzer. Compartiendo el escenario con Marsillach, Amparo Baró deslumbró con su talento desde el mismo inicio de su carrera. Otro gran valedor de la actriz entra en juego en esta su etapa primera: Jaime de Armiñán.

Baró fragua el armazón de su oficio con compañeros de la talla de José Luis López Vázquez, Luis Morris, Venancio Muro, entre otros. Representa en aquel entonces Mi adorado Juan de Miguel Mihura, Bobose, de André Roussin, y El pan de todos, de Alfonso Sastre.

En la capital obtendrá en 1959 un éxito personal, dirigida por Cayetano Luca de Tena, en la obra de Lillian Hellman, La calumnia.

Para entonces (en 1957, concretamente) ha debutado ya, asimismo, en el cine, (medio que la ha desaprovechado insistentemente), en el film de Antonio Isasi-Isasmendi, Rapsodia de Sangre, rodado en una Barcelona que simulaba (con bastante acierto) ser Budapest.

En los años 1960, su físico menudo y su peculiar tono de voz la sitúan en un estereotipo de personaje, que interpreta con cierta asiduidad en películas comerciales como Margarita se llama mi amor (1961) de Tito Fernández, La chica del trébol (1963) de Sergio Grieco. Si escasa fue su presencia cinematográfica durante los años 1960, en las siguientes décadas espaciaría aún más sus apariciones, de manera que el total de películas en las que aparece y que fueron rodadas después de 1970 no supera la veintena.

En contraste con una muy selectiva carrera cinematográfica, ha sido uno de los rostros más asiduos de la televisión en España durante cerca de cincuenta años, y una pionera del medio en que está presente desde sus primeras emisiones en el país. Debutó en 1957, junto a Adolfo Marsillach en Galería de maridos, rodada bajo dirección de Jaime de Armiñán. Su presencia en los platós de Televisión Española fue casi ininterrumpida durante las décadas de 1960 y 1970 y estuvo muy vinculada tanto a Armiñán como a Marsillach.

Su mayor éxito y reconocimiento se lo debe al papel de Soledad Huete en la serie 7 vidas, en Telecinco, que interpretó durante siete años (1999-2006) y que le mereció más premios que todo el resto de su carrera.

Tras el fin de 7 vidas, con más de 200 capítulos a sus espaldas, regresó a la pequeña pantalla con una serie familiar bajo el nombre El internado, se estrenó en mayo de 2007 hasta octubre de 2010 y que en sus siete temporadas contó cada semana con más de cuatro millones de espectadores.

En diciembre de 2011, y tras 12 años alejada del teatro, protagoniza la obra Agosto (Condado de Osage), de Tracy Letts, y ganadora del Premio Pulitzer en 2008. En la obra, dirigida por Gerardo Vera, Baró encarna a Violet Weston, sobre la que gira una familia en decadencia
El Premio Isbert de Teatro, que alcanza su XVII edición, está considerado como el más importante galardón teatral que concede una asociación en España.

Amparo Baró lo recogerá personalmente en la Gala anual de AMITE y en el histórico Teatro Circo de Albacete, una de las escasas muestras de arquitectura teatral-circense de Europa.

En 2007, obtuvo el Goya por su interpretación en la película “7 mesas de billar francés”.

El Premio Nacional de Teatro «Pepe Isbert» cuenta un prestigioso palmarés de galardonados: José Luis López Vázquez (1997), Tony Leblanc (1998), Concha Velasco (1999), Maria Isbert (2000), Julia y Emilio Gutiérrez Caba (2001), Lina Morgan (2002), Arturo Fernández (2003), Amparo Rivelles (2004), José Sazatornil (2005), Mary Carrillo (2006), Nati Mistral (2007), Nuria Espert (2008), Rafael Álvarez «El Brujo» (2009), Lola Herrera (2010), Pedro Osinaga (2011) y Manuel Galiana (2012).

TEATRO CORRAL DE COMEDIAS DE ALCALÁ DE HENARES, X PREMIO NACIONAL GREGORIO ARCOS A LA CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO TEATRAL

Con este galardón, único en su género en España y que pretende premiar una trayectoria o acción a favor de la protección del patrimonio arquitectónico teatral, AMITE quiere reconocer en esta edición el trabajo y el esfuerzo por recuperar una joya del patrimonio arquitectónico teatral Teatro Corral de Comedias de Alcalá de Henares.

En 1601 Francisco Sánchez, carpintero de profesión, recibió en encargo por parte del Ayuntamiento de Alcalá de construir este Corral de Comedias en el espacio de la entonces llamada Plaza del Mercado.

Desde su apertura al público en 1602, siguió un proceso idéntico al de otros teatros europeos de la época: que fueron adecuándose a los tiempos con reformas estructurales acordes al estilo de los espectáculos a exhibir y a los usos sociales del público.

A su primera etapa como Corral de Comedias, pertenecen el patio empedrado, las gradas, aposentos, y la cazuela, esto es el espacio destinado al público femenino.

En el siglo XVIII se transformó en coliseo neoclásico, al techarse su patio mediante una cúpula sostenida por un meritorio entramado de vigas que mejoró la acústica y lo hizo un espacio ideal para el desarrollo de espectáculos de pequeño formato de canto y orquesta de cámara.

En el siglo XIX, su etapa romántica, fue cegada con una pintura sobre yeso la antigua techumbre y se construyeron los palcos distribuyéndolos en dos plantas en elipse alrededor del antiguo patio empedrado, que quedó así convertido en platea.

Finalmente, al principio del siglo XX, con la revolución cinematográfica, se instaló una pantalla de proyección para convertirlo en cine, y como tal mantuvo su existencia hasta los años 70 de dicho siglo.

Abandonado durante varias décadas al dejar de ser rentable como negocio, estuvo a punto de ser derruido, pero en los años 80 comenzó, con financiación institucional una lenta y rigurosa restauración que duró hasta el año 2003, en que el Corral de Comedias volvió a resurgir integrando armoniosamente en su arquitectura los tres estilos que marcaron toda su historia anterior.

Este espacio es hoy un teatro-museo vivo que, de la mano de la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Alcalá de Henares mira hacia el siglo XXI con la ilusión de seguir incorporando experiencias a sus ya cuatro siglos de historia.

Desde el 10 de enero del año 2005, a requerimiento de la Consejería de Cultura, la Fundación Teatro de La Abadía se ha hecho Cargo de la gestión y programación del Corral de Comedias de Alcalá de Henares, que abrió sus puertas a esta nueva etapa como espacio teatral con programación permanente con el concierto inaugural, celebrado el 2 de abril de 2005, «Músicas del Quijote» dirigido por Jordi Savall e interpretado por la Capella Reial de Catalunya, que contó con la asistencia de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el Consejero de Cultura y Deportes, Santiago Fisas y el Alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González.

El Premio, que alcanza su decima edición, lleva el nombre del cuchillero Gregorio Arcos, mecenas de la Asociación de Amigos del Teatro Circo de Albacete, quien lideró desde la sociedad civil la recuperación de este precioso teatro de la capital castellano-manchega, y patriarca de la firma cuchillera Arcos que patrocina las actividades de AMITE. El premio consiste en un ejemplar único de la cuchillería albaceteña.

En sus nueve ediciones anteriores, el galardón lo han recibido el Ministerio de Fomento por su programa de recuperación de teatros, el Museo Nacional de Teatro de Almagro, la entidad Caja Duero por la compra del Teatro Lope de Vega de Valladolid, el Ayuntamiento de Madrid por la recuperación del Teatro Circo Price, el productor teatral Enrique Cornejo, la Fundación March, la Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio de Salamanca, el Ayuntamiento de Murcia y Asociación de Vecinos El Algar (Cartagena) y el Ayuntamiento de Albacete por la recuperación del Teatro-Circo de Albacete.