Amithe pide «despolitizar» la gestión del Teatro Circo

V.M. – sábado, 18 de julio de 2015
 

 

Compartir > >

Compartir esta noticia en Tuenti Compartir esta noticia en Meneame Compartir esta noticia en Buzz Compartir esta noticia en Windows Live Compartir esta noticia en Delicious

 
  • Comentarios
    0 comentarios
El presidente de la Asociación, Javier López-Galiacho, trasladó al alcalde, Javier Cuenca, la propuesta de constituir una Fundación que se encargue de la programación del coliseo

El presidente de la Asociación de Amigos de los Teatros Históricos de España (Amithe), el albacetense Javier López-Galiacho, trasladó ayer al alcalde de la capital, Javier Cuenca, su propuesta para gestionar el emblemático Teatro Circo (construido en 1887) a través de una Fundación al uso.
El presidente de Amithe, que estuvo acompañado por la vicepresidente de la Asociación, Ana María Trujillo, destacó la cordialidad que presidió este primer encuentro con el regidor y reconocía que  Cuenca fue «muy franco, en el sentido de que hemos hablado de frente, en corto y por derecho, sin perdernos por las ramas».
López Galiacho aseguró a este diario poco después de la reunión que el alcalde les aseguró que «va a estudiar esta propuesta con rigurosidad y analizará si esta fórmula jurídica puede caber dentro del plan municipal».
En la propuesta planteada al Consistorio, Amithe propone constituir la Fundación Teatro Circo de Albacete dotando el edificio histórico a esta nueva persona jurídica a crear, con un patronato en el que estaría representado el Ayuntamiento, que ostentaría la presidencia y el voto cualificado, pero también las administraciones provinciales, autonómicas, e incluso la estatal, así como empresas destacadas de Albacete o Castilla-La Mancha que presten su mecenazgo a su programación y otras personalidades de relevancia del mundo cultural.
Galiacho hizo hincapié en que esta formula se ha llevado ya con éxito en distintos teatros municipales o autonómicos de nuestro país, caso del Teatro Real de Madrid, el Liceo de Barcelona, el Villamarta de Jerez o La Abadía de Madrid, «y es una formula habitual en teatros italianos de mediano o gran tamaño», desveló.
Consideraba que con esta personalidad de fundación, «se aseguraría la viabilidad futura del Teatro Circo, como una de las salas arquitectónicas más singulares del mundo, una sala que cumplirá 130 anos en 2017, la llegada de fondos, subvenciones o patrocinios, no sólo de administraciones, sino también de patrocinios o incluso de fondos europeos, a la vez que se salvaguardaría al Teatro Circo de vaivenes políticos». En ese sentido, esa pretendida Fundación Teatro Circo podría sacar a concurso nacional e internacional, desde una política de buenas practicas y mejor gobierno, el puesto de la dirección del propio Teatro Circo de Albacete, alejada así de una designación de carácter político y recordó que la Asociación que preside ya formuló una propuesta en ese sentido al equipo de Gobierno municipal durante la etapa de Manuel Pérez Castell antes de la propia reinauguración del coliseo.

Otros asuntos. Asimismo, en el encuentro también se puso sobre la mesa la necesidad de renovar el convenio con el Consistorio en cuanto a la asignación de los premios nacionales de teatro Pepe Isbert y Gregorio Arcos.
Finalmente, Galiacho comentó a este diario que en la reunión se abordó la revitalización del proyecto de Museo Nacional Artes Circenses en la sede del Banco de España, actualmente paralizado y pendiente de recibir financiación del Gobierno Central. En este sentido, instó a la máxima autoridad municipal a trabajar por la revitalización urgente de «un proyecto único en el mundo, que fue paralizado por el anterior equipo de Gobierno municipal y regional, que llegó a rechazar más de cuatro millones de euros que el Estado iba a invertir en su remodelación».