El periodista, escritor y cronista de la Villa falleció el pasado lunes.
AMITE, 8/1/2013

La Asociación Nacional de Amigos de los Teatros de España (AMITE) solicitará esta semana a la Diputación de Albacete la concesión a título póstumo de la medalla de oro de la provincia de Albacete, para el periodista fallecido, José Sánchez de la Rosa.

Sánchez de la Rosa, quien fue galardonado en vida por AMITE con su máxima distinción asociativa por su apoyo a la recuperación del Teatro Circo y a la creación del Museo Nacional de las Artes Circenses, ha sido hasta el último momento de su vida un brillante cronista de la Villa de Albacete, pero también ha ejercido desde su magisterio periodístico como un profundo conocedor de todos los pueblos y rincones que conforman la provincia de Albacete.

En su extensa obra literaria  y periodística escrita y radiofónica, Sánchez de la Rosa demostró ser un artesano literario de las virtudes de las gentes y pueblos de la provincia, desde su característica habla hasta sus acendradas costumbres que han hecho de Albacete un lugar querido en toda España.

Sánchez de la Rosa fue desde su enciclopedismo el custodio de todo lo albaceteño, de su capital, pero también de su provincia. Sus muchos lectores y oyentes en La Verdad y en Radio Albacete compartieron con el maestro de la palabra y de la voz su pasión por Albacete, desde Minaya hasta Hellín, desde Alcalá del Júcar hasta Nerpio.

Su máquina de escribir y su micrófono mantuvieron vivo en la memoria colectiva el aprecio por las figuras históricas de Albacete y su provincia, como el hellinero Melchor de Macanaz, el Bachiller Sabuco de Nantes o el arquitecto Vandelvira, ambos de Alcáraz, Tomás Navarro Tomás de La Roda, o los albaceteños Alonso Carbonell, el Marqués de Molins o Francisco Jareño. Pero también Sánchez de la Rosa cantó la belleza del arte rupestre de Alpera o Nerpio; los castillos de Chinchilla, Yeste , Almansa, o Alcalá del Júcar; devociones como la de El Cristo de El Sauco en Las Peñas de San Pedro; los restos arqueológicos de Minateda; la arquitectura medieval y renacentista de Alcáraz; el quijotismo de pueblos como Villarrobledo, Munera, Ossa de Montiel, o La Roda; o grandes figuras de la tauromaquia de la provincia como Rodalito o Mancheguito.

AMITE también alega en su petición los apoyos inquebrantables de Sánchez de la Rosa a las grandes obras que han vertebrado Albacete y su provincia, como la llegada del AVE, la autopista a La Roda, la circunvalación de la capital, las autovías, el polígono Campollano, la nueva estación, el Teatro Circo, Teatro Regio de Almansa, o los hospitales de Hellín, Villarrobledo o Almansa.

Recordar a Sánchez de la Rosa es renovar el compromiso con el progreso de Albacete y de su provincia, a la vez que se mantiene viva la memoria histórica de las gestas y hombres que han hecho posible el Albacete y sus pueblos de hoy.