AMIGOS DE LOS TEATROS HISTÓRICOS DE ESPAÑA desde 1994
Menu

Un teatro es una ventana abierta a la historia

Un teatro es una ventana abierta a la historia

Jesús Cimarro: "Madrid debe proteger el uso de todos los teatros y cines de la Gran Vía"

  • 09 Abr

Jesús Cimarro fundó Pentación hace 29 años y ha producido más de 150 obras teatrales.

En la actualidad dirige el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y los teatros madrileños La Latina y Bellas Artes.

Nos recibe en su luminoso despacho del Teatro La Latina con unas maravillosas vistas de los tejados de Madrid.

Quedamos con él para hablar de Teatros, pasión que compartimos.

Teatro Romano de Mérida

Amithe: ¿Qué se siente al trabajar en Mérida en un teatro romano del siglo XV a.c?

Jesús Cimarro: Lo primero que uno siente es responsabilidad, porque saber que estas tomando el relevo de muchos siglos en ese espacio y programar en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida espectáculos de temática greco-latina y greco-romana, como digo, es una gran responsabilidad. Porque este es un festival único donde se produce para ese espacio, para ese entorno, para ese marco incomparable.

Y ese marco incomparable tiene cosas buenas y tiene cosas malas. Yo siempre miro las cosas buenas. Y las cosas buenas de ese espacio es que se pueden hacer grandes espectáculos, que desde hace cinco años que lo gestiono, he intentado por todos los medios, que no solo se quedaran en Mérida, sino que hicieran gira por el resto de teatros de España y además hemos conseguido que haya extensiones en otros dos teatros romanos: en Medellín y en Regina.

Es un orgullo poder afrontar esa responsabilidad y dirigir el festival.

 

A: ¿Cuál es, a tu juicio, la situación general de los teatros históricos en España?

J.C: Pues hubo una época a principios de los años ochenta, cuando hubo un acuerdo entre el Ministerio de Cultura y el MOPU para la rehabilitación de los teatros públicos que fue una medida muy interesante, cuyo programa permitió que más de 200 teatros se rehabilitaran en nuestro país.

Eso ha permitido que un gran número de teatros esté en estos momentos en funcionamiento, recuperando edificios históricos para que la ciudadanía disfrute. Y se ha hecho en la mayor parte de las capitales de provincia y en capitales de comarca…y yo creo que esa es una labor importantísima, que se inició, se ha desarrollado durante una serie de años y ahora lo que hay que hacer es mantenerlos.

 

A: Muchos están sin programación…

J.C: En los últimos años, con la subida del IVA cultural y la bajada de los presupuestos públicos en cultura muchos de esos espacios han dejado de tener programación. Eso es contraproducente, porque al final, cuando un edificio no se usa, se deteriora y lo lógico es, que una vez que (y lo digo entrecomillado), como dice el partido gobernante, ya estamos saliendo de la crisis, lo lógico es que se vuelvan a recuperar los índices de inversión  pública en materia cultural.

 

A: ¿Cuál es la situación de los teatros históricos en Madrid?

J.C: Tenemos un Ayuntamiento que, por ser suave, está muy despistado con lo que es la cultura. Y con lo que es la cultura profesional. Parece, por momentos, que nos tiene, a la gente que nos dedicamos a la cultura, en este caso a las artes escénicas, como si fuéramos enemigos suyos. Hace poco, tuve la ocasión de transmitir a la concejala de cultura que cualquier decisión que ella tomara afectaba al sector durante  una década.

Que había que estudiar muy bien que significaba la toma de decisiones y que hay que hacerlas con el sector, porque se legisla para la ciudadanía y para el sector para el que se trabaja.

Y si hablamos del sector de las artes escénicas, lo lógico es que el Ayuntamiento y la Comunidad legislara para ese sector…

 

A: Hemos visto recientemente cómo tres teatros históricos de Madrid han reabierto sus puertas: el teatro de La Comedia, el Calderón y el Pavón, pero no todos corren la misma suerte. ¿Cuáles son los teatros que tienen mayor riesgo de desaparecer en Madrid?

J.C: Yo espero que no desaparezca ninguno y luchemos para que no ocurra pero no voy a dar pistas de lugares, para que nadie se llame a andadas. Intentaremos que no se cierre ningún teatro más, sino que se abran más…

 

A: Existen multitud de cines y teatros abandonados por toda España. Teniendo en cuenta que Mérida estuvo olvidado 16 siglos, ¿tienes realmente esperanza en que todos estos edificios abandonados se vayan recuperando?

J.C: Yo creo que es importantísimo. Hay un buen ejemplo, que es la recuperación del Matadero para espacios de cultura y donde hay dos salas de teatro. Y yo espero que los edificios históricos puedan servir para que haya actividad cultural, del tipo que sea, pero que haya actividad cultural en esos edificios.

 

A: Desde Amithe hemos solicitado la declaración de bien de interés cultural (BIC) para el cine Bogart y el Palacio de la Música. No hemos tenido siquiera respuesta de la Dirección General del Patrimonio desde hace dos años…

J.C: Me extraña, porque yo creo que la Directora General de Patrimonio es una mujer que tiene una gran sensibilidad, al igual que la Presidenta de la Comunidad. Lo digo a su favor y espero que lean estas palabras. Yo felicité a la Presidenta por la declaración BIP (bien de interés patrimonial) del teatro Albéniz. Creo que es una decisión muy acertada y muy importante la que se tomó. Me gustaría que se tomaran con otros edificios históricos y sobre todo con otros espacios escénicos. Ojalá recapaciten y esos espacios que comentas puedan ser catalogados.

 

A: Estamos viendo como los cines y los teatros se convierten en comercios. Desde Amithe, nos parece necesario que surjan nuevos  modelos de gestión para conseguir que estos espacios sean sostenibles para la cultura y las artes escénicas…

J.C: Por eso es fundamental el tener en cuenta a la sociedad civil. Cuando a mí me dicen: “es que tú eres iniciativa privada…” y yo muchas veces explico, qué es la iniciativa privada más que la reunión de personas en torno a un proyecto común… y eso es la sociedad civil.

Yo sí creo que, si se va a utilizar un espacio público y se va a gestionar por parte de una fundación, de una empresa o de una asociación, que la Administración ponga las condiciones necesarias para que eso tenga una gestión correcta.

Pero creo que hay que dar la oportunidad a que la sociedad civil organizada pueda gestionar esos espacios si la Administración no puede gestionarlos.

Yo creo en la buena gestión, la haga quien la haga. Y en cultura, hay mucha iniciativa de creadores y gestores. Sería bueno apostar por eso para que la Administración no se cargue con toda esa responsabilidad.

Teatro Bellas Artes

 

A: Estamos viendo como grandes teatros de la Gran Vía Madrileña están en peligro. Me refiero al Coliseum, Lope de Vega, Rex y Palacio de la Música …

J.C: Bueno, yo creo que en el caso del Lope de Vega y el Coliseum ya se ha despejado la duda y los van a gestionar desde una empresa teatral.

 

A: En Amithe trabajamos para que se proteja el uso cultural de nuestros cines y teatros históricos y se impida el cambio de uso…

J.C: Estoy totalmente de acuerdo y creo que en los espacios de la Gran Vía, para que no se especulara, la Administración tendría que permitir a esos dueños, si se les da esa protección máxima, que puedan tener otro espacio para gestionar. Es decir, buscar soluciones para que nuestro patrimonio cultural no sea un desierto.

Es una de las obligaciones de la Administración, el facilitar que nadie se perjudique.

Yo entiendo que los propietarios de estos edificios históricos quieran dedicarlos a otras actividades, pero hay que explicarles que no en estos edificios, sino en otros.

 

A: Precisamente hemos propuesto al Ayuntamiento que trabaje por ese camino con propuestas concretas…

J.C: ¡Claro!

 

A: Nos han contestado que imposible…

J.C: No es imposible, todo es cuestión de voluntad. Si hay voluntad política de hacer las cosas, se hacen. No se han enterado de que en la ciudad de Madrid, el turismo y la cultura son motores económicos muy importantes que hay que cuidar como sector estratégico que es. Mientras que desde la Administración Pública, Municipal o Autonómica no lo entiendan, estaremos muy mal gobernados.

 

A: Pues nosotros creemos que no lo entienden…

J.C: Pues por eso, hay que decir que estamos muy mal gobernados.

 

A: ¿Crees que los gestores de los teatros históricos, cuidáis la historia, difundís adecuadamente el valor histórico de los edificios?

J.C: Por lo menos lo intentamos…

 

A: … es algo muy importante…

J.C: Yo estoy ahora preparando el centenario del teatro de La Latina y sí, estoy intentado ser lo más riguroso con la historia y sobre todo, que haya un documento en forma de libro, para que esa historia se pueda transmitir a otras generaciones.

 

A: Amithe ha registrado un sello para los teatros históricos de España. ¿Cómo ves el lanzamiento de este sello? ¿Crees que puede ayudar al mantenimiento del patrimonio arquitectónico teatral de España

J.C: Si, está muy bien. Hay que estudiar exactamente en qué consiste ese sello y qué validez tiene. Pero a mí, este tipo de iniciativas, me parecen muy loables.

 

A: Parece que hay un leve movimiento del sector privado en la recuperación de espacios escénicos históricos…

J.C: En el último año se ha producido un hecho importante y es que tres teatros de la capital han pasado a manos de gente dedicada a la actividad artística: los teatros Luchana, con el actor Fran Perea como socio; el teatro Reina Victoria que lo ha comprado el actor Carlos Sobera y últimamente el teatro Kamikace Pavón, que lo gestiona la compañía Kamikace, es decir Aitor Tejada y Miguel del Arco.

Eso da un punto de esperanza para ver que hay otras gentes, otras generaciones que sí están interesadas en gestionar espacios históricos, porque, aunque está remodelado, el Luchana es un edifico histórico…y no te cuento el Reina Victoria que es centenario o el Pavón que está cercano … edificios históricos de verdad.

 

A: Y para terminar, ¿Cuál es para ti el teatro histórico más bello de España?

J.C: Buff…hay muchos teatros bellos, muchos…decir uno… me gusta mucho el teatro Arriaga de Bilbao: es una maravilla.

 

 

Dejamos a Jesús trabajando en el luminoso despacho dentro de su teatro y de salida no podemos evitar asomarnos a la platea…

Teatro La Latina

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

aaronexcenia

aaron
excenia

Entrar or Registrarse