AMIGOS DE LOS TEATROS HISTÓRICOS DE ESPAÑA desde 1994
Menu

PASIÓN POR LOS TEATROS

Un teatro es una ventana abierta a la historia

Entrevistas

Paca Gabaldón

  • 03 Jul

El teatro es inmortal. Es el arte mayúsculo, no hay crisis, ni la habrá, que pueda con él

María Francisca Gabaldón Serrer nace en Barcelona. Sus primeros años de vida transcurrieron en diferentes países: Turquía, Italia, Argentina, Chile y Perú. A lo largo de este periplo, fue iniciando su formación como artista, con clases de Arte Dramático, dicción y canto. Precisamente es en Perú dónde debuta ante una cámara, en la película Ganarás el pan.

Regresa a España en 1967 y, de la mano de Enrique Martí Maqueda, de quien fue pareja durante siete años, comienza a trabajar en Televisión española en funciones de presentadora, bajo el nombre artístico de Mary Francis. Durante esa etapa presenta programas como Musical 14,05 (1967), Musical 67 (1967), con José Luis Barcelona y Canciones de la Mar (1967) con Enrique Rubio.

Poco después da el salto al cine, participando en numerosas comedias desenfadadas de Pedro Lazaga: Novios 68 (1967), Las Secretarias (1968), No le busques tres pies (1968), No desearás la mujer de tu prójimo (1968).

En los siguientes años, su carrera cinematográfica se desarrolla en papeles secundarios de títulos menores, en los que suele interpretar un prototipo de mujer moderna y seductora: La tonta del bote (1970), de Juan de Orduña, El abominable hombre de la Costa del Sol (1970), de nuevo con Pedro Lazaga, Ligue Story (1972) de Alfonso Paso, Dormir y ligar todo es empezar (1974) de Mariano Ozores, etc.

Entre 1976 y 1977 regresa a televisión para presentar, junto a José Antonio Plaza, el programa 625 líneas, al que seguiría 300 millones(1978) con Kiko Ledgard.

En los siguientes años prueba fortuna en el mundo del teatro, y triunfa con obras como Las Troyanas, Al derecho y al revés, Fuera de servicio, El castigo sin venganza o Lázaro en el laberinto.

En los últimos años de trayectoria interpretativa ha compaginado apariciones en títulos cinematográficos - La Comunidad (2000), de Álex de la Iglesia, Tuno Negro (2001) o Alas rotas (2002), de Carlos Gil con su presencia en series de televisión de éxito: El Súper (1996-1999), Géminis, venganza de amor (2002-2003) o Paco y Veva(2004).

En teatro intervino en la obra Tras las huellas de Bette Davis  (2007) junto a Nati Mistral.

¿Qué tal te encuentras en este momento profesional?. ¿Qué proyecto  llevas ahora a cabo?.

En este momento tengo proyectos de teatro exclusivamente. Me siento un poco sorprendida y decepcionada por la ausencia de ofertas en el mundo de la imagen. Mi última intervención fue en Fago. Me sorprende que ignoren a una actriz todo terreno como yo, que he demostrado valer en todos los registros. Está claro que predominan los repartos jóvenes y económicos. La cultura de la juventud perjudica a magnificas actrices de mi generación. Algo que no ocurría pocas décadas atrás cuando los repartos eran en general de mayor calidad. Véanse clásicos del cine español, estudios 1 u obras de teatro.

Mucha gente te recuerda del cine y de la televisión, pero eres una   fantástica actriz de teatro. Te vimos no hace mucho en el duelo con  Nati Mistral en Tras las huellas de Bette Davis. ¿Cómo ha sido y es tu paso por el teatro?.

Sólo el teatro privado me hace ofertas. Salvo mi paso por el teatro Español cuando lo dirigía Miguel Narros contó conmigo para " El castigo sin venganza". Ni el Centro Dramático Nacional, ni el Clásico ni el Municipal cuentan conmigo. Porqué? No lo comprendo. Supongo que es cuestión de "buenas relaciones" y a lo mejor soy yo culpable de no saber cultivarlas. Siempre me ha dado mucho pudor ofertarme. Pero es cierto que me siento muchas veces desperdiciada.

Volvamos al cine, ¿qué recuerdos tienes de las distintas épocas de tu paso por la gran pantalla?.

De mi paso por el cine tengo un recuerdo insatisfactorio en general. Dado que mis comienzos coincidieron con la etapa de las comedias intrascendentes y no había más donde elegir, siempre tuve el deseo de participar en historias de otro calado. Como la industria me utilizó intensamente en aquella etapa me quedé con la etiqueta de chica guapa. Muchos años me ha costado demostrar mis cualidades interpretativas, y eso lo he logrado a través del teatro y de las series de televisión. Con "La Comunidad" de Alex de la Iglesia tuve muy buenas críticas. Empecé a recibir nuevas ofertas de guiones pero coincidió con una larga crisis de producción y me quedé con las ganas. Cuestión de suerte.

¿Y de la televisión?, ¿qué recuerdos guardas después de haber trabajado con figuras como Kiko Legard, José Luis Barcelona o José Antonio Plaza.?

Mis recuerdos como presentadora de TV son gratos en general y aprendí mucho de mis compañeros, pero en el fondo nunca me sentí cómoda en ese cometido. Que paradoja que al público le gustase tanto. 
Sobre todo 625 Líneas, que tuvo tanta aceptación. Mi recuerdo de J.A. 
Plaza es imborrable... hubo gran química entre los dos y fue un gran compañero y maestro para mí.

¿Crees que el teatro goza de una buena mala salud de hierro?

El teatro es INMORTAL. Es el arte mayúsculo, no hay crisis, ni la habrá, que pueda con él. Lo estamos comprobando una vez más esta temporada con el fenómeno de las salas llenas en plena crisis económica. Creo no obstante, que hay un exceso de musicales que han relegado en cierto grado al teatro de texto. Pero goza de una excelente salud. El problema actual son los bolos que escasean como nunca por los presupuestos municipales. Crisis=víctima la cultura. 
pero como arte vivo estoy segura que continuará prestigiándose.

¿Qué piensas de una asociación como la nuestra que se dedica a defender el patrimonio histórico de nuestro teatro y de sus teatros?.

Vuestra existencia es fundamental. Mi más sincera admiración y gratitud por vuestra labor. Recientemente reclamaba a nuestro ministro de Cultura un archivo audiovisual de nuestro teatro. Es tan triste que se pierdan en el olvido tantas representaciones magistrales. Y cuantas veces no da tiempo de ver las mejores. Los centros institucionales las tienen en cartelera un tiempo muy justo. Y ya nunca más vuelves a tener ocasión de verlas. Sería gran cosa conseguir esa meta incluso para hacer intercambio con el teatro internacional y darnos a conocer más fuera de nuestras fronteras. Si está en vuestras posibilidades luchar por ello, os animo fervientemente. Pero saber que estáis ahí, nos dá un gran ánimo a todos los intérpretes. Hay tanto que hacer. Aún carecemos de una Ley de teatro...os dais cuenta?

El 25 de abril entregaremos el XIII premio Pepe Isbert de Teatro, que ojala algún día te lo entreguemos, ¿qué piensas de su ganador "el Brujo"?.

El Brujo es uno de nuestros grandes. Enhorabuena por la selección. Ya me gustaría a mí disfrutar algún día de vuestro premio... si no me dan la ocasión de regodearme sobre el escenario con una interpretación como la última de "tras las huellas de Bette Davis" (Que fue de Baby Jane), difícil lo veo. Cuando no se tiene iniciativa empresarial, y se depende de una oferta se sufre mucho. Pero todo se andará. No me voy a dejar jubilar tan pronto y con la experiencia adquirida. Esta profesión es lo bueno que tiene. Cuanto más vida y trabajo, mayor sabiduría. Lástima que no se nos aproveche más.

Dinos cuál es el teatro más bonito en el que has actuado.

Sin duda en primer lugar he de citar El Teatro Romano de Mérida. Ningún otro espacio lo supera. Y para un actor es el marco más motivador sin duda. Y el Teatro Español de Madrid estaría en segundo puesto en mi memoria. Aunque me gustaría lograr mi sueño de pisar el escenario del  Maria Guerrero.

Por último, agradeciéndote los minutos concedidos, ¿cómo ves los nuevos auditorios?.

Fríos..Para mi gusto un teatro ha de tener unas dimensiones de acercamiento al público y no de distanciamiento. Claro que depende de la obra y la puesta en escena. Recientemente he acudido varias veces al Matadero y me ha parecido un espacio excepcional para representar teatro. Pero he trabajado en varios auditorios y he tenido la sensación de no estar en un teatro. Necesitamos intuir al público cerca. Él nos da la inspiración.

Por último agradezco vuestro interés en mi persona y quiero ofreceros mi colaboración desinteresada en todo aquello que creáis conveniente. 
Un abrazo muy fuerte.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
aaron
excenia

Entrar or Registrarse